Aquí estoy otra semana con cosas nuevas que quiero enseñaros, y yo, ¡encantada! Esta receta que os traigo hoy es apta para todos los públicos y, como todo lo que cocinamos con verduras, nos puede salvar de más de una cena. Aunque también puede servir de segundo a la hora de comer, o como picoteo en una reunión con amigos, ¡todo vale! Y ésto no es todo, pues antes de enseñaros cómo se hace este rulo, conoceremos los beneficios del calabacín, una de las verduras más consumidas en los hogares.

Salvo unas pocas que se salen de la norma, como por ejemplo: calabaza, cebolla, endibia, nabo, remolacha, tomate y zanahoria; todas las demás verduras de este mes son verdes como las praderas donde jugaba Heidi. Estaríamos hablando de: acelga, alcachofa, apio, calabacín, coles de Bruselas, espárragos, espinacas, guisantes, habas, judías verdes, lechuga, pimiento verde, repollo.

Volvemos a tener delante un alimento muy versátil a la hora de cocinar y recomendado en las dietas de adelgazamiento por la cantidad de agua y fibra, al igual que ha ocurrido con las verduras que os he presentado. Podemos tomarlas en cremas, mezcladas entre ellas, a la plancha, asadas, no olvidemos los ahora famosos espaguettis de calabacín, y hasta ¡recetas dulces! Algún día me atreveré, ¡hay vida más allá de la tarta de zanahoria!

Y antes de colocarnos el delantal y encender el horno para mi receta de hoy, es cuando llega el momento de adentrarnos en los beneficios del calabacín.

Beneficios del calabacín:

  • Empezaremos con el agua. La gran mayoría de su composición es agua (95%), lo que contribuye a mantenernos hidratados.
  • Por esta misma razón su contenido en calorías es prácticamente nulo (23 kcal en 100g) y le convierte en un alimento bastante saciante. Se recomendaría en dietas de adelgazamiento, pero sin olvidar que siempre tiene que ser cocinado de forma saludable, nunca frito o empanado.
  • Mucha gente retira la piel a la hora de cocinarlo, pero lo cierto es que es justo ahí donde retiene su contenido en fibra y antioxidantes, entre otros. Es precisamente esa fibra la que interviene cuando hay problemas de gastritis o estreñimiento, contribuyendo a la eliminación de las heces. Aunque no es precisamente la verdura con más aporte de fibra, algo que también debemos saber.
  • Su contenido en colesterol hace que se recomiende a personas con índices de colesterol alto o hipertensión.
  • De su contenido en vitaminas destacan:
    •  Las vitaminas del grupo B, esenciales para la obtención de energía. Destacamos el aporte de vitamina B12 (Ácido fólico) que ayuda a la salud de los sistemas nervioso e inmunitario,  interviniendo en la formación de glóbulos rojos y celulas nuevas.
    • Vitamina C, que actúa como antioxidante.
  • En cuanto a minerales tenemos en su composición: Calcio, fósforo, magnesio y potasio, al que le damos más importancia. entre sus funciones están la depuración de toxinas y la regulación de la presión arterial. Pero podéis ver más cosas sobre este mineral en el artículo sobre los plátanos.

Básicamente éstos serían los beneficios del calabacín, una hortaliza muy consumida en todos los hogares y especialmente recomendable como uno de los primeros alimentos para ofrecer a los bebés cuando empiezan la alimentación complementaria, pues resulta fácil de cocinar y para ellos es también fácil para ingerir y maniobrar con él.

Os decía que tiene muchas preparaciones y ha llegado el momento de mostraros la mía. ¡Espero que os guste!


DIFICULTAD: Fácil

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 40 MINUTOS

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • 1 Calabacín grande
  • 3 huevos
  • 20g queso rallado
  • 5 lonchas de queso
  • 5 lonchas de pavo

PREPARACIÓN

  1. Ponemos a precalentar el horno a 180º con calor por arriba y abajo.
  2. Limpiamos bien el calabacín y lo rallamos. Reservamos.
  3. En un bol batimos los huevos, agregamos sal y pimienta al gusto, y el queso rallado.
  4. Mezclamos todo y añadimos el calabacín. removemos todo para que quede unificado.
  5. Colocamos un papel de horno en la bandeja y extendemos bien.
  6. Horneamos durante 25-35 minutos.
  7. Transcurrido ese tiempo sacamos la bandeja, ponemos otro papel por encima y damos la vuelta con cuidado para quitar el papel que anteriormente hemos utilizado para hornear.
  8. Una vez lo tenemos preparado, repartimos lonchas de pavo y queso.
  9. Ayudándonos del papel vamos enrollando la plancha y se deja bien prensada. Es importante que se mantenga caliente para poder trabajar mejor.
  10. Sin retirar el papel, volvemos a meter en el horno a la misma temperatura durante 5min para que el queso de dentro se derrita.
  11. Sacamos y servimos caliente.


beneficios del calabacinbeneficios del calabacin

**VALOR NUTRICIONAL DEL PLATO** (4 raciones)

Energía: 562 kcal

Grasas: 71,5 g

Proteínas: 12,6 g

Hidratos de Carbono: 35,8 g


¿Qué os ha parecido? Creo que es una forma muy original para que los niños coman esta hortaliza y también los «no tan niños», y nos saca de manera rápida de alguna que otra cena.

Me gustaría, como siempre os pido, que me comentéis por aquí abajo y me contéis vuestras opiniones. Y si ya habéis hecho algo parecido antes y tenéis algún truco o alguna sugerencia, aquí estoy con los oídos bien abiertos para escuchar todo!

A ver con qué nos encontramos la semana que viene. ¡Voy con ello!