Si os gusta el pescado estoy segura que estaréis encantados de conocer esta receta de lomos de salmón dulce con almendras laminadas, y que quedaréis encantados con el contraste de sabores que le dará a nuestro paladar el «pegamento» que he utilizado para el topping, la miel. Además de mostraros lo fácil y rápido que se prepara este plato, veremos como siempre, los beneficios del salmón para nuestro organismo, pero también alguna contraindicación que se debe tener en cuenta en ciertos casos.

Los pescados habituales son: Bacalao, besugo, caballa, fletán, mero, palometa, carpa, perca, lubina, salmón, camarón, cigala, ostras, camarones, mejillones. En este caso nos vamos a centrar en el salmón.

Nos encontramos ante un alimento muy rico nutricionalmente, su composición hace de la carne del salmón una magnífica fuente de ácidos grasos esenciales y de proteínas.

Es cierto que es considerado uno de los pescados más grasos que se encuentran en el mercado, tienen entre un 8-15% de materia grasa, la cuál se acumula debajo de la piel. Pero es por ello precisamente que es tan beneficioso para el organismo, pues esa grasa es grasa poliinsaturada. Es necesario que estos pescados acumulen tanta grasa porque su metabolismo la require para los desplazamientos a otras aguas durante su vida o porque necesitan nadar con mayor rapidez que los pescados blancos.

Como curiosidad os diré que se considera dentro del grupo de los pescados azules, denominados así porque su piel tiende a colorearse de ese tono debido a que viven en aguas frías y superficiales.

Hablaremos ahora de los beneficios del salmón en nuestra dieta:

Composición y beneficios del salmón

  • Como os he dicho antes consideramos al salmón un pescado graso (hay 11g de grasa por cada 100g), pero hemos visto que son grasas poliinsaturadas ricas en ácidos Omega-3, que disminuyen los niveles del llamado colesterol malo (LDL) y triglicéridos, y hacen la sangre más fluida, lo que deriva en una disminución de la probabilidad de sufrir trombos o coágulos.
  • Por esas mismas grasas poliinsaturadas es un alimento muy utlizado en dietas de adelgazamiento, ya que es un alimento que no engorda, pues este tipo de grasas son cardioproctectoras y no se depositan en las cartucheras.

«Es cierto que es considerado uno de los pescados más grasos que se encuentran en el mercado, tienen entre un 8-15% de materia grasa, la cuál se acumula debajo de la piel. Pero es por ello precisamente que es tan beneficioso para el organismo, pues son grasas poliinsaturadas.»

  • El Omega-3 que contiene también es bueno para evitar la aparición de enfermedades de caracter cognitivo, como el Alzheimer.
  • Además de ello, es también beneficioso para ayudar a disminuir el riesgo de sufrir cancer de mama o leucemia.
  • Al igual que los demás pescados, el salmón es una buenísima fuente de proteínas de alto valor biológico (25g de proteína por 100g de salmón), que nos mantienen saciados por más tiempo. Algo sobre lo que os conté un poco en este post sobre el pollo. Por esta razón añadimos el salmón junto con el pulpo y el pollo a las dietas para el deporte.
  • En cuanto a las vitaminas he de deciros que contiene los dos tipos, hidrosolubles y liposolubles.
    • De las primeras encontramos, aunque en poca cantidad, vitaminas del grupo B, que intervienen en la formación de glóbulos rojos, en el buen funcionamiento del sistema nervioso y de defensas, en la síntesis de ADN…
    • En cambio, sí que existe un contenido más alto de vitaminas liposolubles, algo lógico teniendo en cuenta que se depositan en la parte grasa de este pescado. Nos referimos a la A y la D.
      • Vitamina A: Como expliqué en el artículo de las zanahorias, la ingesta de alimentos ricos en esta vitamina mejora la vision nocturna. Pero además tiene otros beneficios como:
        • Colabora en la formación y reparación de tejidos y mucosas.
        • Necesaria para el sistema nervioso.
      • Vitamina D:
        • Es necesaria para la producción de enzimas, y de hormonas sexuales y suprarrenales.
        • También necesaria para la absorción y fijación de calcio en los huesos, de lo contrario no estarían debidamente formados y se romperían con facilidad.
        • Esta vitamina regula los niveles de calcio en sangre. En el momento que esta regulación no funciona, existe el riesgo de formación de placas de calcio en las arterias, lo que desemboca en una mayor probabilidad de sufrir ataques al corazón y enfermedades coronarias.
  • En menor cantidad, pero también con su proporción, encontramos minerales tales como: Potasio, sodio, fósforo, calcio, yodo y magnesio. En cambio, no aporta mucha cantidad de hierro en diferencia con otros pescados y mariscos.
    • Yodo: Es el mineral más importante a la hora del correcto funcionamiento de sistema tiroideo. Al igual que es insispensable para el buen creciemiento del feto durante el embarazo, por ello se suele recetar como suplemento.
    • Magnesio: Actúa en el buen funcionamiento de intestinos, en el sistema nervioso y en los músculos, interviene en la formación de huesos y dientes, y mejora el sistema inmunológico.
  • Al igual que el pollo, el salmón resulta ser un alimento antidepresivo. En este caso es el Omega-3 el que regula la producción de serotonina, que es la encargada de nuestros momentos de felicidad.

Contraindicaciones del salmón

Tal y como que hemos visto los beneficios del salmón para nuestra salud son muchos y de gran importancia, pero también es cierto que hay que tener en cuenta alguna que otra recomendación en casos especiales.

  • El primer caso para retirarlo es en casos de intolerancia alimentaria.
  • Cuando se toma ahumado o congelado aumenta la cantidad de sal, por lo que no se recomienda consumir de esta manera a personas con hipertensión o que tienen tendencia a la retención de líquidos.
  • Si existen problemas de digestión o problemas en la asimilación de las grasas, es conveniente moderar su cosumo por el tema de las grasas, aunque sean saludables.
  • Debido a la presencia de purinas, habría que tener cuidado con el consumo de salmón en personas con hiperuricemia.

Hasta aquí los beneficios del salmón, os voy a enseñar ahora una receta con pocos ingredientes, muy rica y facilísima de salmón al horno con un toque dulce que no os dejará indiferentes.

¡Manos a la obra!


DIFICULTAD: Fácil

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 30 min

INGREDIENTES PARA 2 PERSONAS

  • 2 lomos de salmón
  • 2 cucharadas de AOVE
  • 2 cucharadas de miel
  • 20g de almendras laminadas

PREPARACIÓN

  1. Para empezar ponemos el horno a precalentar a 200º con calor por arriba y abajo durante 10 minutos.
  2. Mientras tantos vamos preparando y engrasando el salmón en un recipiente apto para horno.
  3. Cuando hayamos terminado tapamos con un pedazo de papel de plata.
  4. Ya habremos dado tiempo al horno a coger temperatura. Es el momento de meter la bandeja con el salmón. Dejamos ahí 20 minutos a 220º.
  5. Cuando pite el horno, sacamos la bandeja y quitamos el papel.
  6. Ahora ponemos una cucharada de miel encima de cada uno de los lomos y echamos unas almendras por encima y nuestro plato está listo.

Puedes poner de guarnición lo que se te ocurra: champiñones, patatas, verduras… Yo he elegido una mezcla de arroces estilo basmati y he preparado una salsa de miel y mostaza que pega muy bien con el sabor que le hemos dado al salmón.

beneficios del salmon

**VALOR NUTRICIONAL DEL PLATO** (Una ración)

Energía: 280,5kcal

Grasas: 16,34g

Proteínas: 17,9g

Hidratos de Carbono: 4,5g

Terminados los beneficios del salmón y su correspondiente receta, ahora es vuestro turno. Os toca liaros el delantal y encender el horno para preparar este plato, que puede servir como acompañante de la sopa de cebolla que os presenté, o como una rica cena ligera.

Os pido como siempre que me digáis vuestras dudas, quejas y sugerencias en los comentarios de aquí abajo y os contestaré lo más rápido que pueda.

¡Hasta la próxima cita!